fbpx

Hace unos días atrás viajamos a Puerto Montt, estábamos decididos llegar a Cochamó y quedarnos en la cabaña de unos amigos de Sol, para tomarnos unas pequeñas vacaciones de 1 semana y volver renovados, con nuevas ideas, más energía y más felices, esto porque estábamos (o estamos) muy estresados  ya que desde que creamos el nombre de La Agencia; Septiembre de 2019, no hemos parado ningún día, y eso nos empezó a afectar psicológicamente, incluso físicamente, a mi (Cristóbal) se me empezó a caer el pelo a pedazos tanto en la barba como en la cabeza!

 Era hora de descansar y como nos movimos de Santiago al Sur de Chile, para vivir «menos estresados», nos pareció buena idea intentar viajar a Cochamó, digo intentar porque sabíamos que Puerto Montt estaba en cuarentena y que podríamos tener “algunas dificultades” para llegar a nuestro destino.

Como dice el dicho; – Atraes lo que piensas.  Es increíble el “poder de la atracción”, porque ¿Saben qué? ¡Tuvimos problemas! 

 Nos quedamos tres días en Puerto Montt, el primer día Sol fue a ver un dentista ya que tenía un dolor insoportable en una muela, el segundo día salimos “sin permiso de carabineros” nos arriesgamos porque “nos íbamos a demorar poquito” en nuestros trámites. Fuimos al terminal a corroborar si salían buses a Cochamó y aprovechamos de pasar a una farmacia a comprar los remedios para la muela de Sol e incluso nos juntamos con un profesional de la salud (un quiropráctico) porque estaba interesado en conocernos “en persona” para “convencerse” (creo) de si unirse o no a nuestra comunidad, por ende, aprovechamos la vuelta para trabajar, todo esto lo hicimos en no más de dos horas y cuando estábamos esperando un amigo colectivero que nos iba a buscar porque con nosotros hace de “radio taxi” ya que como no conocemos la ciudad el tiene muy buena disposición a ayudar, llegan los carabineros donde estábamos esperando el auto y nos preguntan por nuestro permiso…nos detuvieron, la historia del calabozo la contaremos en el próximo artículo.

 Esto nos dejó tres grandes moralejas: 

  1. Por muy leves que sean tus dudas, ten cuidado ya que es posible que algo salga mal, porque como dije antes, atraemos lo que pensamos y eso es una verdad absoluta.
  2. No cumplir con la ley puede tener consecuencias bastante desagradables “si te pillan”.
  3. Cumplir con tu palabra es mandatorio, nos habíamos prometido que llegando a Puerto Montt íbamos a dejar de trabajar, pero ahí estábamos ocupando el “Instagram” y conversando con un posible cliente.

  Bueno, al tercer día decidimos volver a nuestra casa en Osorno, porque con la experiencia “traumática” que tuvimos con la detención del día anterior, nos re-planteamos el viaje a Cochamó y decidimos postergarlo para otra ocasión, porque en la noche anterior al llegar a la casa que nos estábamos alojando en Puerto Montt, tuvimos problemas para sacar el “permiso colectivo” como empresa y no quisimos arriesgarnos más.

Cuando estábamos en el bus, decidimos llegar al terminal de Osorno, cuando llegamos nos hicieron el control rutinario, nosotros estábamos muy confiados, ya que teníamos nuestro “permiso”, pero no fue suficiente para la funcionaria pública que estaba ahí, la conversación fue algo como esto:

 

Funcionaria: – ¿Qué estaban haciendo en Puerto Montt?

Sol: – Trabajando.

Funcionaria: – ¿Tienen algún papel que acredite que estaban trabajando?

Sol: – No, nosotros somos la empresa.

Funcionaria: Eso no es suficiente, los enviaré a cuarentena preventiva obligatoria por 14 días.

Sol: ¿Pero cómo? ¿Por qué?

Funcionaria: – Porque vienen de una ciudad que está en “cuarentena total” (mientras empezaba a escribir en sus hojas especiales de cuarentena preventiva obligatoria).

Sol: y esto qué significa ¿Cuál es el protocolo?

Funcionaria: – Que deben partir inmediatamente a su casa y quedarse ahí por 14 días.

Sol: Ok, pero cómo lo hacemos, estamos solos en esta ciudad y tenemos que abastecernos.

Funcionaria: – No se yo, vaya al supermercado que está al frente y compre para 14 días. Yo la espero aquí (cuando esa no es su obligación, ni menos el protocolo).

Sol: Pero cómo voy a ir ahora al supermercado ¿No ves que estoy llena de bolsos? (nosotros llenos de bolsas y mochilas gigantes).

Funcionaria: No sé, no es mi problema…irá personal de Seremi de Salud a comprobar a su domicilio si realmente están haciendo la cuarentena.

Sol: (caminando a un grupo de carabineros y explica la situación).

Carabinero: – No se preocupe… vaya a su casa a dejar las cosas y luego salga a comprar al supermercado, esto estará en el sistema recién mañana.

Sol: Ok, gracias.

 

Así fue como partimos a nuestra casa, dejamos los bolsos y salimos al supermercado para abastecernos por 14 días. Cuando llegamos a la casa con toda nuestra comida nos bajó “toda la angustia”, el día anterior en el calabozo y hoy a cuarentena preventiva obligatoria ¿Por qué a nosotros?, ¿Qué estamos haciendo mal? esas y muchas preguntas nos estábamos haciendo. 

 Tuvimos que respirar profundo y aceptar nuestra realidad, nuestro intento de vacaciones fue un fiasco y esta experiencia simplemente llegó a nuestras vidas para darnos una cachetada y quedarnos tranquilos.

 Estos 14 días intentamos tomarlo como unas vacaciones obligadas, y sí, nos ayudó para “descansar”, sin embargo, como emprendedores y empresarios que somos, trabajar para nosotros es inevitable. Analizamos qué cosas estamos haciendo bien y qué cosas mal, reestructuramos estrategias y creamos nuevas líneas de negocios, con la misión de empezar a trabajar en todo nuevo cuando terminara nuestra cuarentena obligatoria.

 Hoy ya estamos de vuelta al ruedo, con nuevas experiencias, nuevos sentimientos y con la mente más clara. Nuestra misión está más clara que nunca y se basa 100% en nuestros valores; colaboración, inclusión, sustentabilidad y transparencia.

 Queremos que nos acompañes en este camino, porque estamos seguros que si eres un Rockstar te encantará lo que estamos haciendo y vamos hacer, porque si algo tenemos claro es que somos muy buenos tomando acción para lograr nuestros objetivos, sin importar los obstáculos y dificultades del camino, nos encanta disfrutar el proceso y esperamos que lo disfrutes tanto como nosotros.